ENERO 2012

Histórica inauguración de la Universidad Henri Christophe

Universidad Henri Christophe en HaitíDonada por el gobierno dominicano

El presidente Leonel Fernández y su homólogo de Haití, Michel Martelly, encabezaron la histórica ceremonia de inauguración de la Universidad Henri Christophe, en la comunidad de Limonade, en Cabo Haitiano, donada por el Gobierno, con inversión de 30 millones de dólares.

El moderno centro de estudios superiores se constituye en la entrega de una de las obras de mayor magnitud prometidas a la vecina nación luego del terremoto que la devastó en 2010 y que causó más de 300 mil muertos, miles de heridos y alrededor de 1.5 millones de damnificados.

La Ciudad Universitaria consta de cuatro edificios que totalizan 72 aulas espaciosas con capacidad para 30 estudiantes cada una. Otro edificio está destinado a las áreas de laboratorios, donde los educandos recibirán enseñanzas de informática; química, física, biología y turismo.

Otras de las facilidades de la Universidad son una amplia biblioteca con área de lectura para 400 personas y 10 mil volúmenes; un aula virtual, un comedor con capacidad de 500 comensales, lavandería, plazoleta central techada para 5 mil estudiantes, un campo de fútbol, un edificio administrative, áreas de jardines y verja perimetral.
También cuenta con dos plantas eléctricas de emergencia que generarán 800 kilos cada una; parqueo para 500 vehículos, un sistema de agua potable, moderna iluminación, salón multiuso, área de recreación, sistema pluvial y mobiliario urbano.

La obra fue construida en unos terrenos que en 1815 el general Henri Christophe, quien dirigía una monarquía en el norte de Haití, había separado para construir una universidad que llamó Academie Royale.

Martelly y su esposa Sophia Saint Remy recibieron a Fernández y la primera dama Margarita Cedeño de Fernández. El acto inició con la bendición del arzobispo de la Arquidiócesis de Cabo Haitiano, monseñor Louis Kebreau, quien destacó que esa obra es de suma importancia para que los jóvenes puedan encontrar la sabiduría y descubrir el valor del mundo de la ciencia con enseñanzas capaces de guiarlos y mostrarles el camino del amor y de la verdad que sugiere el Papa Benedicto VI.

Mientras que monseñor Agripino Núñez Collado, rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), expresó la invocación y manifestó que el presidente Leonel Fernández pudo haber pensado en construir un hospital, una vía de comunicación o algunas viviendas para damnificados, sin embargo, tuvo la iniciativa visionaria de construir una universidad .

Agregó que está convencido que el pueblo haitiano merece y debe desarrollarse, y que para ello necesita recursos humanos debidamente capacitados acordes a las exigencias de los nuevos tiempos y que esos recursos se forman en la universidad.

Resaltó que esto representan un punto de apoyo para el fortalecimiento de la esperanza de la juventud haitiana que encontrará allí nuevas oportunidades para su adecuada preparación profesional.

El alcalde de Limonade, Jean Delavoix Manguira, ponderó la magnitud de esta obra de gran importancia para el crecimiento educativo de Haití.
Ponderó el interés del presidente Leonel Fernández por desarrollar la educación y la ciencia, y añadió que la educación es la etapa que todo país tiene que superar para llegar al desarrollo sostenido, lo que estimó ha entendido Haiti.

Indicó que la educación tiene que ser el objetivo de los gobiernos para lograr el desarrollo de sus habitantes como seres humanos, y que la educación es lo que vuelve más humano al ser humano, y precisó que con la educación, el ser humano se vuelve más humano al tiempo de crecer económica y socialmente.

Reveló que se debe insistir en la conciencia de nuestros dirigentes, y por eso, agregó que felicitaba a la comunidad internacional por su contribución en la reconstrucción de Haití.
Hoy sabemos que tenemos que expresar nuestra gratitud al doctor Leonel Fernández, por su interés en el desarrollo de la ciencia y la tecnología, sostuvo.
Reconoció que la visión del presidente dominicano ha permitido superar los obstáculos por lo que le estamos muy agradecidos.

Usted nos ha tomado de la mano, nos ha mostrado cómo volver a encontrar el camino, usted ha dado una gran inspiración a Haití, dijo visiblemente emocionado el señor Delavois, al agradecer al presidente dominicano la entrega de la moderna universidad. Aseguró que las aulas de la universidad donada por el gobierno y el pueblo dominicanos, se multiplicarán en tres, al tiempo de expresar su esperanza en que la cooperación entre las dos naciones se mantendrá.
Luego presentaron un vídeo-documental que proyectó aspectos de la construcción de la obra educativa que beneficiará a miles de estudiantes haitianos, y remembró los momentos del sismo de 2010.

De su lado, el rector de la Universidad Estatal de Haití, Jean Vernet Henry, solicitó un minuto de silencio por las víctimas del terremoto.
A su vez, estudiantes de la Facultad de Derecho, Ciencias Económicas y Gestión de Cabo Haitiano entregaron placas de reconocimientos a las personalidades que contribuyeron y facilitaron para que la construcción de la universidad.

Recibieron galardones los mandatarios Martelly, Fernández, el expresidente de Haití Renée Preval (en su ausencia se le entregó al responsable de la Rectoría de Haití), también al embajador dominicano en Haití, Rubén Silié, al rector Vernet Henry, al decano de esa Facultad, Nelson, y al alcalde Manguira.

En su discurso, el presidente Leonel Fernández indicó que el futuro de nuestras naciones descansa sobre la capacidad de nuestros pueblos que pueden ?formar los recursos humanos necesarios, capaces de garantizar elcrecimiento de nuestras economías, erradicar la pobreza y disminuir las desigualdades.
Apuntó que honró este jueves el compromiso que asumiócon el pueblo haitiano de aportar a la reconstrucción, luego del ?terremoto que desoló ese pais.
Estoy aquí como jefe de Estado de la República Dominicana para inaugurar esta Universidad, se trata de la materialización de un ?compromiso de dar apoyo a Haití en la creación y multiplicación de capacidades que eleven la nación a la altura de su grandeza histórica, expresó.

Recordó que Hace dos años, miles de estudiantes perecieron, centenares de profesores quedaron sepultados bajo los escombros y cerca del 80% de las edificaciones universitarias fueron afectadas.

Hace dos años, esta nación quedó devastada, sumida en el llanto y postrada en el dolor. En nombre del pueblo dominicano, permítanme, una vez mas, testimoniar nuestra solidaridad con el pueblo haitiano con motivo de esa catástrofe que concitó la sensibilidad, el respaldo y el apoyo de distintas naciones del mundo.
Manifestó que la tragedia haitiana constituyó la ocasión para que el pueblo dominicano demostrase lo mejor de sus cualidades humanas.
Fernández inauguró el campus, construido sobre una superficie de 144 mil metros cuadrados, y con capacidad para 10 mil estudiantes, cuatro edificios, consta de bibliotecas, sala de reunión, laboratorios científicos, enfermería, auditorios y cafetería.

Dijo que el recinto universitario pretende ser un espacio de difusión que permita a una nueva generación de pensadores, investigadores y académicos haitianos disponer de la posibilidad de cultivar sus talentos y desarrollar sus potencialidades creativas.


El pueblo dominicano está con ustedes y estuvo con ustedes inmediatamente después del sismo para socorrerlos, y estuvo presente ?en la etapa inicial de la reconstrucción del vecino país, refirió.
Expresó satisfacción por hacer realidad el compromiso asumido en la construcción de Haití, con la edificación del centro universitario.
Albergamos la esperanza que la comunidad internacional también pueda llevar a cabo las promesas de reconstrucción de Haití, exclamó.
Indicó que el Gobierno dominicano sirvió, con satisfacción, de canal y catalizador del deseo colectivo de la sociedad dominicana, de acudir en socorro y ayuda del pueblo haitiano, el cual se encontraba enfrentando situaciones indescriptibles e inenarrables de tristeza, sufrimiento y desolación.

En nuestro país, jamás olvidaremos la foto de una madre dominicana, Sonia Marmolejos, quien se ofreció a lactar un niño haitiano que acababa de perder a sus padres, reconoció.
En el día de hoy me siento satisfecho, y el pueblo dominicano gozoso por haber hecho realidad el compromiso asumido de la construcción de este centro universitario. Albergamos la esperanza de que la comunidad internacional también podrá cumplir plenamente las promesas de reconstrucción de Haití expresadas con posterioridad al terremoto del 12 de enero de 2010, aseguró.

Precisó que la juventud haitiana estaba en necesidad de un espacio donde trabajar para mejorar sus propias condiciones de vida, mediante la enseñanza, la investigación y la innovación, además, que la mayor riqueza de Haití es su gente, y sobretodo su juventud estudiosa y de gran talento. Una juventud que solamente espera una oportunidad para crecer, avanzar y progresar.


En su intervención, Martelly agradeció al presidente Fernández por el hermoso regalo que su país y su persona le han dado al pueblo haitiano, escogiendo darnos un campus moderno, con lo que demuestra cuanto usted está apegado en participar en los trabajos de reconstrucción.
Nosotros los haitianos nunca vamos a olvidar, nos apoyaron en los primeros momentos después de la primera catástrofe del 12 de enero de 2010, este campus que se inaugura en la fecha aniversaria de este desastre nos hace entender que ustedes comprenden nuestros sufrimientos y va hacia el porvenir. Expresamos nuestro agradecimiento con la palabra más hermosa del idioma francés: Gracias, sostuvo.
Agregó que inaugurar esta universidad es, sin lugar a dudas, un gesto estimulante para un jefe de Estado. Es abrir una nueva puerta al porvenir, un espacio donde la sociedad de mañana se va a desarrollar y ese sueño se hace realidad.

Aparte la vocación de tener un estimulo, la educación es la realización, es elocuente a más de un titulo, primero describe la generosidad del pueblo y del gobierno dominicanos, que quieren estar al lado de un país hermano víctima de una tragedia, generosidad apreciable que además de que usted ayuda, trabaja en un sector vital para el renuevo de nuestra comunidad, sector que fue afectado por el temblor de enero de 2010, indicó.

Precisó que el conjunto de edificaciones proponen un marco que invitan a la reflexión, a la investigación, y cuando pensamos esas potencialidades mineras, turísticas, creemos que la universidad va a desarrollar un papel económico cultural, no solamente de la región, sino del país entero.
Esta universidad será una plataforma que va a permitir hacer regresar al país y evitar la fuga de cerebros, y que su esperanza es ver esta universidad como catalizadora para forzar a la modernización del sistema universitario haitiano, competitivo y accesible a todo sin exclusiones.

Quiero manifestar nuestra gratitud al presidente Leonel Fernández, a su gobierno y al pueblo de Haití, estoy seguro que sabremos dar justo valor a este reciento universitario, de su funcionamiento que permitirá entonces hacer pleno uso de las instalaciones que nos han sido entregadas hoy, y eso será un nueva forma de enlazar a la República Dominicana y nuestra Republica, reforzando el respeto reciproco, apuntó.

Al finalizar sus alocuciones, Fernández entregó los planos, manuales de ingeniería y técnicos de la universidad, como también los manuales de desastres naturales al presidente Michel Martelly, quien se los facilitó al rector Vernet Henry.
Tras el corte de cinta, por parte de presidentes Fernández y Martelly, para dejar abierta la universidad, procedieron a develar una tarja conmemorativa de la obra y un busto de Henri I.

Participaron los ministros de Relaciones Exteriores Carlos Morales Troncoso; de la Presidencia, César Pina Toribio; de Interior y Policía, José Ramón Fadul; de Hacienda, Daniel Toribio; de Educación, Josefina Pimentel; de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa; de Cultura, José Rafael Lantigua; de la Juventud, Franklin Rodríguez; de Educación Superior, Ligia Amada Melo; de Medio Ambiente, Ernesto Reyna.

Además, el administrador del Banco de Reservas, Vicente Bengoa, el embajador Rubén Silié, Fritz Cineas, Luis Sifres, directord e la OISOE; Abel Rodriguez del Orbe, consultor jurídico del Poder Ejecutivo; Abel Martínez, Milton Ray Guevara, Mariano Rodriguez, rectores de universidades dominicana, estudiantes de las extensions del CURSA y el CURNE de la UASD, senadores, alcaldes, diputados, gobernadores, académicos, empresarios delegaciones estudiantes de Haití que cursan carreras en República Dominicana, entre otras personalidades.
En todo el entorno de la Universidad se desplegó una gran logística de seguridad, integrada con miembros de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) y de las Fuerzas Armadas de la República Dominicana.

Haití Live, el 12.01.2012

Ver todas las noticias


Comentarios

Amor siempre para haiti y la republica dominicana y bendiciones.

Jasmin Berthil - Haití - 13-01-12

Saludo a todos y todas. Les agradezco con todo el corazon a la Republica Dominicana, a los dominicanos y a el presidente Leonel fernandez por este gran gesto hacia nuestro pais, que Dios bendiga a Republica Dominicana y a todos los dominicanos donde quiera que esten, porque si se que la mano de Dios esta sobre este pais (dominican republic) y que ya estoy convencido que mi pais (HAITI) se recapacitara ( EN EL NOMBRE DE JESUS CRISTO). « PA’LANTE REPUBLICA DOMINICANA-PA’LANTE HAITI CHERI » BENDICIONES PARA TODOS…..

Moise Stendhal - Haití - 17-01-12

Envíenos sus comentarios

Por favor, ayúdenos a ayudar. Cualquiera sea la razón, si desea contactar con nosotros, la forma más eficiente es rellenar este formulario y haga clic en Enviar correo.

Sus Datos

Inscribirse para recibir alertas :



Agregar un comentario